Lo Último

lunes, 9 de mayo de 2016

Reseña: Al final de la calle 118 - Clara Cortés



Nº de páginas: 352 págs.
Encuadernación: Tapa Blanda
Editorial: Plataforma Neo
Lengua: Castellano
Precio: 16'90 euros.



SINOPSIS:

Vivir al final de la calle 118 no es fácil. La madre de Valeria y Raven las abandonó hace años sin dar explicaciones y ambas han tenido que aprender a ganarse la vida. Mientras Valeria tiene un insignificante trabajo como modelo, su hermana patea la ciudad en busca de hombres a los que seducir para pagar el alquiler a cambio de sus servicios. Valeria pensaba que todo seguiría así para siempre hasta que escucha la música de aquel chico al final de la valle, junto a su casa, y sus miradas se cruzan. Desde ese momento, una serie de curiosas coincidencias llevará a los personajes de esta novela a cambiar sus vidas como nunca se hubieran imaginado.


OPINIÓN:

Alguna vez habéis leído un libro y al acabarlo no podríais decir si os ha gustado o no?  (si la respuesta es sí, me encantaría saber qué libro fue…jajaja) Pues eso es exactamente lo que me ha pasado en esta ocasión. Cuando acabé la última página y “cerré el libro” (lo pongo entre comillas porque lo leí en soporte digital) no podía decir si me había gustado o si me había parecido un poco…enfin!

Es una novela con un argumento un tanto peculiar; que se trate la prostitución de una forma tan clara y abierta no es lo más frecuente…  Todos los problemas comienzan cuando la madre las echa de casa; me pregunto que le llevó a hacer lo que hizo. Y si fue algo voluntario o accidental, porque la verdad es que este suceso fue el detonante de todo lo demás... Rachel tuvo que convertirse en “cabeza de familia” y hacerse cargo de su hermana pequeña. La cantidad de cosas que estas dos chicas tienen que soportar a partir de ese momento… caray!!

Porque la vida es eso que pasa entre parpadeo y parpadeo, y no podemos hacer nada para evitarlo. El tiempo corre y nos arrastra con él. El tiempo nos mata, pero nunca es una muerte dulce, porque a la vida le gusta vengarse antes del último aliento, le gusta que suframos y por eso nos maltrata, nos tortura y nos desgasta.

Creo que ese párrafo es el ideal para describir a grandes rasgos lo que esta novela os hará sentir. Cuando la acabé no podía dejar de pensar que se había llevado una parte de mí…

Pero creo que lo más relevante de esta novela es lo mucho que se profundiza en los personajes. Sus miedos, inquietudes, la desesperación, los sueños que aún les quedan vivos…


Valeria: Traumatizada. Es una chica con una personalidad un tanto peculiar… Increíblemente “inocente” a pesar de todo lo que ha visto y vivido, y a la vez una “zorra de hielo”. 

He estado equivocada todo el tiempo. La luz es mala, no al contrario, y por eso deberíamos aprender a mantenerla apagada. La luz descubre las cosas que la oscuridad esconde, como la sangre y los sentimientos; en cambio, las sombras son sabias, y si hay algo guardado en ellas probablemente es porque tiene que estar ahí.

Justamente eso es lo que piensa nuestra protagonista en una de mis “escenas” favoritas del libro… Cuando después de esa angustia finalmente ella y Simón se encuentran es tan autentico, tan de verdad, que ni siquiera ella puede seguir negando la realidad (lo que siente por él).

Simón es un faro enorme que permanece de pie en medio de mi tempestad y que sabe cómo encontrarme antes de que me estrelle.


Simón: La relación entre estos dos personajes es condenadamente adorable!! Creo que es lo único genuinamente bueno y agradable de esta novela. Simón es un tipo de lo más tímido y entrañable y a pesar de que él también tiene “sus cosas”, nunca deja de respaldar a Val.

Tal vez quieras alguien con quien hablar, aunque puede que te dé miedo que la gente se asuste o sepa demasiado de ti.

Me compensa, está claro, porque encuentra siempre resquicios de luz y es calor contra mi frío, porque no da el perfil de juguete roto como yo y así logra equilibrar esa balanza invisible que siento tirante entre los dos.

-          Pero cuídame la bufanda ¿vale? Que es de Hufflepuff.
-          Te pega tanto ser de Hufflepuff…


Rachel/Raven: Totalmente desquiciada. Creo que esa sería la descripción más exacta de este personaje.  La verdad es que tiene motivos, no podemos negar eso… Tiene motivos más que de sobra para ser una completa amargada. Pero pagarlo todo con su hermana pequeña, no sé, tampoco me parece lo más normal : S

Nadie podrá sacarme del fuego y, si alguien lo consiguiera, de todas formas no quedaría nada de mí que valiera la pena salvar. Quizá fue justo eso lo que le pasó a Rachel...

Pero mi hermana es de esas personas que continúan andando a pesar de estar perdiéndose a sí misma por el camino. Ha dejado atrás tantos pedazos que no soy capaz de recogerlos todos.



Como os podéis imaginar el tono general de la novela es bastante pesimista; no son pocas las penalidades que estas dos hermanas tienen que vivir y los traumas que esto les supone… Por eso cuando acabé de leerla me preguntaba cuál era la “moraleja” de la historia o lo que se pretendía transmitir con ella. En un principio pensé que se trataba de superar las adversidades, de no tirar la toalla, etc, etc… Pero con el final que se le ocurrió a la autora pues… como que no!

La verdad es que no esperaba un “fueron felices y comieron perdices”, eso no sería demasiado coherente con la historia; pero el final que le calzó Clara Cortes para mí fue una puñalada trapera que tampoco entiendo a cuento de que venía. Os reconozco que me enfadé  bastante cuando lo leí, por más poético que me pareciese el epilogo… No lo entendía, y aun hoy (bastantes días más tarde) sigo sin entenderlo, ni compartirlo. Si lo que quería transmitir es que la vida es una mierda y no hay nada que puedas hacer contra ella, ha dado en el clavo, eso está claro.

En fin, que el final, para mí, dejó mucho que desear e hizo que mi opinión sobre la novela sea mucho peor de lo que podría haber sido. De haber tenido otro final, aunque este no fuera perfecto, la experiencia general habría resultado mucho más gratificante, ya que la forma de escribir de la autora si me gustó bastante.




PUNTUACION: 2´5/5





Love...

S!

No hay comentarios:

Publicar un comentario