Lo Último

lunes, 7 de mayo de 2018

Reseña: Recuerda aquella vez - Adam Silvera


¿Y si pudieras borrar de tu mente los recuerdos que te impiden ser feliz? 

El Bronx, Nueva York, en un futuro no muy lejano... Aaron Soto, de dieciséis años, lucha por encontrar la felicidad a pesar de las cicatrices que arrastra, tanto físicas como emocionales: el suicidio de su padre, su propio intento fallido de abandonar este mundo, una vida de necesidades y, para colmo, la inquietante atracción que siente por Thomas, su nuevo y ambiguo amigo... 

Con lo fácil que sería su vida si pudiera borrar las experiencias acaecidas en estos últimos tiempos y empezar de cero junto a su novia, Genevieve, y sus camaradas de siempre...

Afortunadamente, en el vecindario existe una sede del instituto Leteo, que ofrece la posibilidad de erradicar los recuerdos difíciles con un tratamiento revolucionario. Aaron está dispuesto a olvidar a cualquier precio, sin saber que la felicidad y la infelicidad son dos caras de la misma moneda... y que el precio del olvido puedes ser demasiado alto.Una novela que rompe moldes, con un toque futurista, que nos arrastra por una montaña rusa de sensaciones y preguntas, no todas de fácil respuesta. Una historia original y valiente sobre el olvido que ningún lector podrá olvidar.


Los recuerdos: algunos vienen a ser unos golpes bajos, otros te empujan hacia delante. Algunos te acompañan para siempre, otros los olvidas sin necesidad de ayuda. Nunca vas a saber cuáles van a perpetuarse si no permaneces en el campo de batalla, mientras los malos momentos vienen a por ti como disparos de bala. Pero si tienes suerte, vas a contar con muchos momentos buenos para escudarte de ellos.

El argumento se centra en la vida de Aaron, nuestro protagonista de tan solo dieciséis años. A pesar de su corta edad, este muchacho no tiene una vida precisamente sencilla... Su familia es bastante humilde, su padre se suicidó, y él mismo lo ha intentado ya en una ocasión. Para colmo, la aparición de un tal Thomas solo consigue embarullar más sus pensamientos y sentimientos, por lo que la relación con su novia y sus amigos se deteriora considerablemente. Todo esto le afecta lo indecible, motivo por el cual, Aaron se pregunta si no sería mucho más fácil y conveniente acudir al Instituto Leteo en el que pueden practicarle una operación que borra todos aquellos recuerdos (y partes de sí mismo) que no le gusten. 

A simple vista, Recuerda aquella vez puede parecer una novela de ficción como muchas otras. Pero lo cierto es que la disyuntiva que plantea, el debate moral, no es para nada sencillo. El borrar aquello que te hace ser tu mismo, o aquellos recuerdos que "molestan", solo porque la vida así es más sencilla, solo para adaptarte a lo que la sociedad espera de ti, o a lo que tu familia quiere, es horrible! Creo que uno nunca debería renunciar a ser quien es ... Pero claro, a mi nunca me han hecho la vida imposible, ni he tenido problemas en casa, así que...¿Quién soy yo para "juzgar"?

Sinceramente, ¿Quién puede culparle? Tiene una vida bastante complicada, sobre todo viviendo donde vive; y no seamos hipócritas, todos hemos querido olvidar/cambiar alguna vez. Lo que no podía dejar de preguntarme era lo siguiente: Si borramos nuestros recuerdos, a las personas que se han cruzado en nuestro camino, ¿no borramos también quienes somos?

Tengo que seguir adelante en compañía de las personas que no escogen la salida más fácil, los que me quieren lo bastante para seguir con vida incluso cuando la vida es un asco.

El libro se divide en 5 partes creo recordar (perdón si no es así) según lo feliz o infeliz que sea nuestro prota. Bueno, pues no me juzguéis muy duramente pero mi parte favorito fue: Parte cero: la infelicidad. Es posible que esto os choque un poco y penséis que soy un bicho malo, pero lo cierto es que hasta llegar a esa parte no acababa de conectar con Aaron, no acaba de entenderlo del todo. Sin embargo, creo que a partir de ahí es cuando realmente empezamos a conocerlo; a entender el por qué de sus pensamientos y sentimientos... Desde ese momento disfruté realmente de la lectura : )

En Resumen:

Aunque no fue exactamente lo que esperaba y el ritmo de la novela era un poco parado... La historia mejora progresivamente a medida que el protagonista entiende que cambiarse a sí mismo no es una solución adecuada a largo plazo. Recuerda aquella vez acaba siendo una novela dura pero realista (al menos en cierta medida); con un final perfecto para una historia que no dejará indiferente a nadie que la lea. La moraleja no puede ser más clara. 


8 comentarios:

  1. ¡Hola! Siento bastante curiosidad por este libro y todavía no tengo claro que vaya a leerlo pero no lo descarto para nada. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Pues da curiosidad, creo que le daré una oportunidad mas adelante sam ^^ un saludo!

    Interpretadoras de letras
    Desi

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Nunca he leído nada de este autor, y si te digo la verdad, tampoco tengo pensado hacerlo pronto. He visto este libro en muchos blogs, pero la verdad es que no me llama mucho.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, no lo conocía pero me gustan los libros que nos dejan una moraleja al final.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Sam!
    He leído cosas muy buenas de este libro así que sí, espero que me guste y lo disfrute. También tengo entendido que es más que un young adult y por lo que cuentas, tiene pinta de durillo. Sin conocerlo aún ya siento lástima por el protagonista. Estoy deseando saber más ^^
    ¡Besotesss!

    ResponderEliminar
  6. Hola preciosa!
    Esta historia me llama mucho la atención, entre otras cosas porque soy de las que piensa que los errores que cometemos nos hacen ser quien somos y por ello no los borraría, aún así si tiene un ritmo lento, ahora mismo no es un libro para mi, pero quizá si más adelante.
    Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    La verdad es que no me termina de convencer, así que lo dejaré pasar.
    Gracias por la reseña.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Me parece interesante que su trama plantee sobre tener la posibilidad de borrar aquellos recuerdos que hacen daño, difíciles porque de esa premisa surgen un montón de reflexiones a la par de generar un debate atractivo. En este punto se deben tener en cuenta muchos elementos, desde mi realidad diría que no me sometería a un procedimiento de esos debido a que pierdo mi esencia y porque las experiencias son las que van forjando nuestro carácter; sin embargo bajo otras circunstancias pues entra la duda.
    Gracias por la reseña.
    Bεѕ🌟ѕ

    ResponderEliminar