Lo Último

lunes, 19 de marzo de 2018

Sabías que...? La historia detrás de Up

Resultado de imagen de up



Edith Macdfield nació en 1921 en la casa que su familia tenía en la ciudad de Seattle (EEUU). Era una chica, como tantas otras, que emigró a Inglaterra en busca de mejor fortuna.

Con la voz misteriosa que se da a los cuentos, relataba que colaboró con los aliados como espía en la segunda guerra mundial, incluso se pavoneaba de haber escapado del campo de concentración de Dachau.

En 1952 recibió la noticia de que su madre había enfermado y regresó a Seattle para cuidarla. La mujer tenìa auténtico pavor a verse internada en una residencia de ancianos, por lo que no cesó de hostigar a Edith hasta conseguir que le prometiera que cuidaría de ella hasta el final, deseaba morir en su propia casa en la que tantos años había vivido.

Tal y como habían convenido, la hija, que ya era una mujer madura, la cuidó hasta que falleció en el hogar familiar, tal y como era el deseo de la anciana. Entonces Edith quedó sola en el mundo viviendo en la casa que la vio nacer, en la misma que tantos felices dolorosos recuerdos le traía.

Los años transcurrían en soledad mientras el viejo Chevrolet acumulaba polvo en el garaje puesto que ya no podía conducirlo por su avanzada edad. 

Corría el año 2006 cuando alguien osó romper su rutina diaria llamando a la puerta de entrada. Al abrir pudo ver a Barry Martín, que era capataz de las obras que se estaban realizando junto a a vivienda, se le veía muy nervioso porque sus compañeros le habían prevenido del mar carácter de la octogenaria.

Resultaba que un consorcio de empresas constructoras había comprado todas las fincas limítrofes para construir un macro centro comercial dotado de los servicios más avanzados; tan sólo les faltaba hacerse con la finca propiedad de Edith.

Barry se presentó educadamente y le advirtió de que iban a hacer mucho ruido con las obras, también le facilitó su número de teléfono para lo que necesitara y cuando esperaba un exabrupto por respuesta,le sorprendió que la mujer le contase con una encantadora sonrisa.

Pasados unos días Edith se tomó la libertad de llamar a Barry para pedirle que la llevase a la peluquería, demanda que Barry aceptó complacido. 

El hombre se apiadó de la anciana y comenzó a hacerle algunos recados, echarle una mano con algunas labores, mientras la confianza iba creciendo hasta que incluso llegó a quedarse en algunas ocasiones después de la jornada a ver la televisión con Edith.

En una ocasión Barry le preguntó por qué no vendía la casa, ya que la suma que le ofrecían resultaba más que tentadora, un millón de dólares y una casa idéntica en otra zona residencial de la ciudad. La contestación de la mujer fue contundente: "Es mi hogar, mi madre vivió y murió aquí, en este mismo sofá, tal y como se lo prometí y es como quiero terminar mis días".

Tras aquello ninguno de los dos volvió a mencionar el asunto.

Transcurrieron dos años de amistad y confidencias hasta que en el invierno de 2008 Barry notó que Edith, pese a que comía en abundancia, estaba adelgazando con una rapidez preocupante, así que insistió hasta disuadirla para que fuera a visitar al médico.

Los resultados de los análisis fueron demoledores, Edith padecía un cáncer de páncreas.

Pese a que siempre había sido una mujer fuerte y obstinada, no pudo vencer a la enfermedad y falleció en junio de 2008.

Un año más tarde el público de todo el mundo se emocionaba con el estreno de la película de Disney titulada "Up", que estaba inspirada en la denodada lucha de Edith por retener su propiedad, hogar que tanto había significado para ella.

Pero la historia no termina aquí.

Edith dejó a Barry como legado la disputada casa. Pero lo que dos años habría sido una bendición, había perdido su sentido. El hombres ya no trabajaba para la constructora, por lo que decidió no vender la casa a su ex empresa. Su primera intención fue convertirla en una especie de museo dedicado a la encomiable resistencia que opuso Edith en la desigual pugna ante los todopoderosos constructores.

Pasado un tiempo Barry fue bajando sus exigencias iniciales, ya que decidió vender la finca, pero imponiendo unas condiciones muy claras: debía ser a alguien que se comprometiera a conservarla intacta en honor al esfuerzo de Edith.

El final de esta historia es agridulce, puesto que la propiedad terminó en manos de una empresa inmobiliaria, que prometió que elevarían la vivienda para que se pareciese lo más posible a la que aparece en la película "Up", pero no cumplieron su palabra y tras realizar unas nimias obras de acondicionamiento de la vivienda, la firma entró en bancarrota.  

En el reparto de los bienes de la empresa quebrada la casa de Edith fue ofrecida en una subasta que quedó desierta porque nadie estuvo dispuesto a pagar los 170.000 dólares en los que partía la puja.

Si hoy se acerca al número 1416 NW Ballard Way de Seattle podrá comprobar que, asediada por los altos edificios colindantes, la casa de Edith continúa vacía, ruinosa y olvidada.


Gracias al libro "Sesgos Mentales" he podido conocer esta historia...
Os traeré su reseña muy pronto (Espero) :)

¿La conocíais?
¿Qué os ha parecido?


18 comentarios:

  1. ¡Hola! Pues muchas gracias por compartir esta información porque la verdad es que no tenía ni idea y me resulta de lo más curioso. Espero la reseña. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente porque yo tampoco lo sabía pensé que quizás podría interesaros :)
      Un Beso!

      Eliminar
  2. No conocía para nada esta historia, me encantan tus entradas sobre curiosidades sam!! up es una peli divertida y tierna y después de leer esto no la veré con los mismos ojos, un saludo!!

    Interpretadoras de letras
    Desi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una forma "Fácil" y divertida de variar un poco :$
      Me alegra mucho mucho que os gusten!
      Y me pasó lo mismo...No pienso igual de la peli ahora que sé esto :(
      Un Besote!

      Eliminar
  3. ¡Hola Sam!
    No sabía nada de nada de la historias que se encuentra detrás de Up y me ha gustado muchísimo. Ojalá la casa se quedé para siempre y ojalá la habite alguien. Qué menos...
    Mira que me gusta Up, especialmente la parte de los dos viejitos juntos, pues la historia real también me ha provocado ternura y tristeza.
    Gracias por hacernos llegar este tipo de curiosidades ^^
    ¡Besotesss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá la reformasen como era deseo de la dueña, si...
      Ese si sería un bonito tributo :(
      Gracias a ti por pasarte a leerlas!
      Un Beso!

      Eliminar
  4. Hola!
    No sabía que había un trasfondo de la historia de Up y que bueno que hayas compartido toda esta información con nosotros. Quedé con bastante curiosidad, así que averiguaré un poco más sobre Edith y si puedo encontrar la casa en google earth; que lástima que nadie se haya interesado en reformar la vivienda para hacer un museo, homenaje a esta mujer o incluso para que sea alusiva a la película.
    ßƐS❤S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo dices si que podía haber echo una entrada más completa...
      Me despisté un poco :$ Pero me alegra haber aportado mi granito de arena jaja
      Ojalá algún día la reformen como es debido :)
      Un Beso!

      Eliminar
  5. Anda, me has dejado de piedra, no tenía ni idea... :O

    ResponderEliminar
  6. hola! la curiosidad nos carcome, vamos con la reseñaaa! saludosbuhos, muy original.

    ResponderEliminar
  7. No he visto esta peli pero gracias por la información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te la recomiendo mucho!
      No conozco a nadie al que no le guste :)

      Eliminar
  8. Ooooh. Vaya. No sabía la historia detrás de Up, pero me ha parecido muy bonita. Me alegro que Edith no pasase sus últimos años sola, aunque me da pena que su casa esté actualmente abandonada. Ojalá alguien se apiade de esta historia y haga algo con ella.
    ¡Un besete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tierno y triste, como la película :)
      Totalmente de acuerdo, ojalá alguien se haga cargo de la casa!!
      Un Besote!

      Eliminar
  9. Por entradas como esta y las geniales reseñas que haces, me encanta to blog. Hace un tiempo que no me pasaba y ya lo echaba de menos.
    Si la peli de Up ya me emocionaba e incluso soltar una lagrimita, la historia real no se queda atrás.
    Sigue contándonos estas cosas tan guays.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graaacias!! :$
      Encantada de tenerte por aquí (L)
      Yo también me quedé así al leer la historia...Ahora me da incluso más penita :(
      Un Besotee!! ^^

      Eliminar